lunes, 19 de octubre de 2015

MÚSCULOS VIRTUOSOS




http://www.venezuelasinfonica.com/musculos-virtuosos
A menudo los músicos hablan del virtuosismo musical refiriéndose a velocidad, precisión, sonido y calidad en la interpretación, sin embargo los encargados de generar estas habilidades son los músculos además de los conocimientos musicales técnicos y teóricos.

Los músicos requieren tanto entrenamiento como un deportista, no solo a nivel técnico sino también a nivel físico, la constante demanda repetitiva de movimientos, la coordinación y por ende una contracción sostenida de la musculatura, sugiere una exigencia corporal importante, considerando que estas características de la profesión musical pueden generar lesiones a mediano y largo plazo, que atentan contra la vida ocupacional de los ejecutantes.

El cuidado de la musculatura, la postura y el trabajo corporal son el inicio a una vida libre de lesiones dentro de la música, entrenar, acondicionar y dedicar tiempo a la preparación física para tocar el instrumento, forma parte de la prevención generando además un óptimo rendimiento en la ejecución e interpretación.

¿Qué cuidado le das a tus músculos?

Cuando un músico ejecuta un instrumento está contrayendo estática y dinámicamente al menos 13 músculos simultáneamente, que requieren una preparación específica, ¿Qué puede hacerse para realizar esta preparación?, existen diversas herramientas, sin embargo estas deben estar dirigidas al calentamiento y fortalecimiento de cada uno de los músculos que serán utilizados, el estiramiento así como ejercicios adaptados a cada una de las características según la técnica de los instrumentos y por supuesto de su ejecutante.

De acuerdo al cuidado que se le da a cada músculo, al cuerpo, la atención que se le da a cada una de las habilidades necesarias para la práctica del instrumento y la conciencia corporal que se tenga durante la misma, existirá un mayor rendimiento notándose en el sonido, la calidad y la interpretación siendo además la más importante alternativa de prevención de lesiones en los músicos.

Tener músculos virtuosos es a su vez generar en el músico un alto nivel de rendimiento, pero lograrlo es definitivamente un entrenamiento, que no solo incluye la preparación física sino que además incluye al instrumento, las mejoras en la postura del mismo así como herramientas corporales adaptadas a cada ejecutante enmarcadas en la técnica.

El entrenamiento de Músculos Virtuosos  consta de 3 fases la primera basada en ejercicios pensados especialmente en la musculatura utilizada por cada ejecutante, según su instrumento esto le permitirá fortalecer, mejorar y acondicionarse para la práctica, la segunda en la reeducación postural, eliminando vicios adquiridos por el tiempo en la ejecución sin una corrección adecuada de la postura tanto para tocar de pie como para tocar sentado, y la tercera fase en la relajación y eliminación de tensiones antes, durante y después de la práctica.

Los músicos deben considerarse atletas de las artes pues utilizan todo su cuerpo y este debe ser el primer instrumento, los músculos más utilizados por un ejecutante son además los más sensibles y finos por ello requieren un cuidado especial; acondicionarse para la práctica es esencial para el Virtuosismo Musical. 

En esta oportunidad la invitación es a la Conferencia Músculos Virtuosos el día 23 de Octubre de 2015, a las 9:00 AM en el Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz-Diez, en esta se trataran temas como el cuidado que debe darse a los músculos para la ejecución de los instrumentos, entrenamiento físico y técnico, la importancia de la postura en el trabajo muscular, que tipo de ejercicios deben hacerse así como la relación de estos en la interpretación musical; todo esto desde una visión práctica.


La facilitadora y creadora del programa Músicos de Alto Rendimiento Fátima Fernández esta vez presenta una exposición que tiene como objetivo promover en los músicos un adecuado uso de su musculatura así como la realización de un entrenamiento especializado basado no solo en el fortalecimiento, estiramiento y calentamiento para la ejecución sino que además incluye la técnica instrumental.